logo

Abogados


Publicación del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal

Editorial


"29 de Agosto: Día del Abogado"

 

El día 29 de agosto, como todos los años se celebra el día del abogado. Como todos sabemos ese día fue elegido en honor a uno de los pensadores más importantes del siglo XIX, Juan Bautista Alberdi, abogado quien fue parte de la "Generación del 37", un grupo de jóvenes intelectuales -entre los que también estaban Domingo Faustino Sarmiento, Juan María Gutiérrez y Esteban Echeverría, entre otros- que se consideraban "hijos" de la Revolución de Mayo y opositores al gobierno de Juan Manuel de Rosas. Fecha que fuere elegida en 1958 bajo la presidencia de Arturo Frondizi. Una de sus obras más importantes escrita tras la caída de Rosas en la Batalla de Caseros (1852), fue: Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina, donde se refirió a la libertad de la siguiente manera.

“Libertad es poder, fuerza, capacidad de hacer o no hacer lo que nuestra voluntad desea. Como la fuerza y el poder humano residen en la capacidad inteligente y moral del hombre más que en su capacidad material o animal, no hay más medio de extender y propagar la libertad que generalizar y extender las condiciones de la libertad, que son la educación, la industria, la riqueza, la capacidad, en fin, en que consiste la fuerza que se llama libertad.

La espada es impotente para el cultivo de esas condiciones, y el soldado es tan propio para formar la libertad como lo es el moralista para fundir cañones.”

El estudio universitario nos sumerge en un aprendizaje de ida. Allí se forjan nuestros ideales, se vislumbra nuestro futuro, se nos impregna en la piel las normas que rigen las diversas relaciones jurídicas, las obligaciones y los derechos que surgen de las mismas. Cuando dejamos la universidad, somos totalmente “libres”, tenemos la libertad que nos brinda el conocimiento.

Que hacemos con nuestra libertad, como utilizamos ese conocimiento, depende absolutamente de nosotros. Sin embargo podemos decir, que cuanto más nos ocupemos de nuestros clientes, actuemos con lealtad, respetemos a nuestros colegas, nos capacitemos diariamente, respetemos a nuestra institución el Colegio de Abogados de la Capital Federal y su normativa, más cerca estaremos de lo que espera la sociedad de nosotros y ganaremos un lugar en el corazón de la comunidad. Que hoy muchas veces nos mira con desconfianza por actitudes de unos pocos que hacen mucho ruido.

Al ejercer nuestra profesión es importante hablar con total conocimiento del tema que nos ocupa, defender a nuestros clientes hasta el final, cumplir con la palabra acordada, hacer brillar nuestro apellido, tratar con cordialidad y respeto a nuestro colega, a quien continuaremos viendo, cuando el cliente desaparezca. El actuar con lealtad y probidad debe ser nuestro norte. Ello nos hará poseedores del respeto y confianza de los otros. Es una forma de prestigiar nuestra profesión por el bien de todos.

Nuestro ejercicio profesional es maravilloso, sin embargo pocos saben de nuestros desvelos al analizar un caso, nuestra furia ante los abusos del derecho perpetrados tanto por otros ciudadanos, como por el propio estado en cualquiera de sus dependencias y entes autárquicos, nuestra obsesión por contar los plazos del derecho para que no venza ninguna presentación en traslado, nuestra corridas cuando debemos presentar los escritos en las dos primeras horas del otro día y nuestro trabajo continuó y constante, sin límite de tiempo ni horarios, hasta que concluyamos con la pieza jurídica con destino a tribunales.

Queridos colegas, esta profesión es la parte fundamental del servicio de justicia, nuestra labor equilibra la balanza, somos los oídos y la voz que intenta avanzar ante un tribunal muchas adverso, nuestra función no es fácil, pero nunca nos amedrentamos y siempre seguimos adelante en beneficio de la causa con la cual nos comprometimos. No somos “auxiliar de la justicia”, como muchos pretenden identificarnos, sino parte integral de ella, el abogado cumple una función esencial en la defensa del derecho, de la equidad, de la justicia.

Por el esfuerzo y compromiso asumido al ejercer la profesión, saludo con gran afecto y admiración a todos mis queridos colegas compartiendo con Uds el pensamiento de Simón Bolivar: “La justicia es la reina de la virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad”.

 

Graciela Rizzo

Abogada T°34 F°409
Vocal Suplente del Consejo Directivo del CPACF

Sumario Año 2 - Nº2019 Septiembre 2019


Nota de Tapa


Anteproyecto de Código de Procedimientos Civil y Comercial de la Nación-

Análisis critico de sus disposiciones con la contribución de los miembros del Instituto de Derecho Comercial del Colegio Público de Abogados de Capital Federal

Leer

Otras Noticias


Derecho Animal

Una nueva rama jurídica de la cuál fuimos pioneros

Leer

La negativa a vacunar como una grave amenaza a la Salud

Situación actual de niños, niñas y adolescentes y a la salud pública (1)

Leer

Libre deuda de multas, carnet de conducir y seguridad vial

Situación en Provincia de Bs As y CABA

Leer

Doctrina


Derecho a la Salud

De las personas Mayores en la Argentina

Leer

Nota de opinión


La importancia de las moratorias previsionales en nuestro sistema previsional.

Prorróga de la moratoria de la ley 26970

Leer

Tips para noveles


Tips para presentar un reclamo ante una Compañia de Seguros: Proceso Administrativo

Ante un reclamo por accidente de tránsito: Escrito y documentación a presentar:

Leer

Dictamen de Institutos


Conclusiones a Diez años del Daño Punitivo.

Dictamen del Instituto de Derecho del Usuario y del Consumidor del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, aprobado por unanimidad en la sesión del 3 de Octubre de 2018.

Leer


“...Ten fe en el Derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la Justicia, como destino normal del Derecho; en la Paz, como sustitutivo bondadoso de la Justicia; y sobre todo, ten fe en la Libertad, sin la cual no hay Derecho, ni Justicia, ni Paz..."